QUERERSE



Psicología para personas de la comunidad lgtb

Por Mauricio

He estado pensando en cuánto nos queremos a nosotros mismos, en qué tanto nos valoramos como seres humanos y me parece que andamos en extremos. A veces nos sentimos muy bien con nosotros, pero otras nos creemos poca cosa y tendemos a escondernos. Me parece que este último es un sentimiento que tiene que ver con el hecho de sentirnos diferentes, de hacer parte de un grupo minoritario de individuos, lo que puede hacer que no nos valoremos como personas gay y creo que eso debemos cambiarlo.

Ser gay está bien y además tiene riquezas que no son fáciles de encontrar en grupos de heterosexuales, claro no quiero decir con esto que seamos algo especial ni mucho menos, pero sí que existimos, que tenemos corazón e inteligencia, que nos enamoramos, que sentimos y reímos al igual que todos los demás seres.


Pero hay algo que nos da cierta característica, una sensación de frescura, y es la capacidad de poder ver al otro en nosotros mismos porque de alguna manera, ambos él y ella, hacen parte de nuestra alma. Me explico, podemos ser hombres pero también sentir como mujeres o ser mujeres y sentir como hombres, eso creo que es muy bueno y puede darnos una cierta ventaja en el contacto con los otros, en nuestras relaciones en general.

Suelen ser muchas las dificultades que vive una persona gay y más en nuestro medio tan lleno de prejuicios y tan poco tolerante a la diferencia. De hecho, tendemos a criticar todo lo que es diferente a nosotros, todo lo que no se adecua a nuestra manera de pensar o de sentir, tendemos a ser excluyentes y no muy incluyentes. Es como un negar al otro y no dejar que sea, o pensar que el otro tiene que ser como es uno y claro, eso crea violencia y está completamente errado. Eso hace que muchos permanezcan guardados entre el clóset llenos de temor de qué podría pasarles si los demás se enteran. Para muchos el que sus padres lleguen a saber que su hijo o hija es gay es fuente de temores y ansiedad continuas. Hay miedo de que los otros se enteren y se aprovechen, les ridiculicen, los hagan sentir poca cosa o les nieguen oportunidades de trabajo o simplemente de amistad. Si hiciéramos un inventario de nuestra vida de colegio es muy posible que encontráramos rechazo y mucho dolor que nos han hecho daño y nos previenen de abrirnos más y hacer amigos o amigas y llegar a amarnos, y a constituir un proyecto de vida juntos, un verdadero “reino de lo nuestro”.

Los hombres tenemos alma femenina decía Carl Gustav Jung, el creador de la Psicología analítica, la denominó ánima que quiere decir alma y es algo que aprendimos de nuestra madre. Ahora bien, si somos hombres gay nuestra ánima está muy presente, muy despierta, es más clara y exaltada. Nos es mucho más fácil comprender lo femenino, sin tener que esforzarnos en ponernos en los zapatos de la mujer sencillamente porque “ella” está en nosotros, la aceptamos y la comprendemos desde nosotros mismos. Claro, no quiere decir esto que tengamos de por sí desarrolladas las cualidades femeninas como son el cariño, el perdón, la compasión, la empatía y otras, ellas hay que trabajarlas. Pero sí tenemos una mayor facilidad para ponernos en lugar del otro, para vivir y comprender fácilmente lo femenino, lo hermoso de la mujer; podemos ser suaves, podemos llorar y expresar nuestros sentimientos con gran facilidad y seguir siendo hombres. Además tenemos miles de amigas, y ahora ya saben el secreto…


Lo mismo sucede con la mujer, su alma es masculina, Jung la llamó ánimus y la aprendió de la experiencia que tuvo de niña son su padre. Pero si además la mujer es lesbiana, ese ánimus está más presente, puede ver como el hombre, puede desarrollar más fácilmente las cualidades masculinas y ser más contundente, exigente, es decir mostrar su fuerza y su decisión en los diferentes momentos de su vida y sin embargo seguir siendo mujer.

Esa es la parte buena por supuesto, pero toda luz tiene también su lado oscuro, es decir que el que camina hacia la luz lleva tras de sí su propia sombra. Hay varias teorías psicológicas que explican la homosexualidad, yo me quedo con la analítica. Por lo general algo pasó en nuestra vivencia de niños con nuestro progenitor de sexo opuesto, en el caso de los hombres con nuestra mamá y en el caso de las chicas con su padre. Dado que en los hombres es un tema con la mamá, podemos denominarlo complejo materno y en el caso de las mujeres puesto que se trata de un asunto que tiene que ver con su padre podríamos denominarlo, complejo paterno. Claro que tampoco tenemos que sentirnos tan raros pues todos los seres humanos tenemos esos dos complejos y muchos más.


Ahora bien, todos tuvimos dificultades de adaptación con esas figuras que cuando estábamos niños veíamos como dioses o como diosas y como éramos tan chicos, ante ellos no podíamos reaccionar. Nos era imposible negarnos a su ejemplo a su modelación y cuando eso pasa, cuando no lo podemos manejar conscientemente (la luz), lo mandamos al inconsciente (la sombra). Una madre fuerte puede hacer que un chico termine desplazando su energía sexual hacia alguien menos fuerte (su padre) y termine enamorándose de hombres, e igual pasa con las mujeres cuando ha habido dificultades con su padre. No es una regla por supuesto, pero sucede en muchos casos y allí se ve claro porque el gay hombre tiene esa cualidad femenina (madre) dentro de sí y la mujer lesbiana lleva también a su padre más presente.

¿Ventaja o desventaja? Depende de cómo cada cual vaya construyendo su mundo con esos materiales que le dieron. En lo que a mi respecta, veo una enorme cantidad de posibilidades, me es muy fácil comprender el alma femenina y actuar como ella, pero también dado que soy hombre, puedo vincularme y relacionarme con mis aspectos masculinos sin dificultad.

Bueno chicos(as), he escrito esto para expresar lo que siento, pero también para motivarles a valorarse y a apreciar los dones que la vida les ha dado. Hay un tema vital que nos une y que a mi manera de ver es muy valioso e importante: compartir el que seamos personas de la comunidad lgtb


A todas y a todos les mando un abrazo.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

interesante explicacion de la homosexualidad desde la teoría analítica. Pero esto daria a entender que el homosexual se hace, se desvia de su condición heterosexual imperante, o nacemos sin un instinto sexual definido? es decir, nadie nace siendo homosexual o heterosexual??? esto se define en la relacion con los padres?

A. Belt

Mauricio dijo...

No hay acuerdo, la ciencia cambia en la medida en que se hacen nuevos descubrimientos. La psicología diría que es una combinación de herencia y ambiente. Traemos un potencial, que es orientado de cierta manera por nuestros padres -ambiente cercano- y eso le da cierto color al croquis, y pasa también en otras cosas: gusto por leer, en hijos de padres intelectuales; interés por lo espiritual, en progenitores con esas tendencias. Aprendizaje por imitación como aprendemos el idioma, en fin, no es fàcil contestar tu pregunta con un sí o un no. Lo que pienso es que ser parte del grupo lgtb puede ser considerado por unos como el "destino", una "desgracia"... y yo prefiero considerarlo "una maravillosa oportunidad" de conocerme y participar del mundo, con más colores.
Un abrazo
M

Diana dijo...

Muy lindos tus comentarios, gracias Mauro.

Publicar un comentario

Gracias por escribir en COMUNIDAD EN TERAPIA... Deja tu comentario, opinión o consulta.

Comunidad en Terapia. Farfalla is designed by Graziano Muscas | Ported to Blogger by Template-Godown